Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. aceptar
Globo Terráqueo Ver más grande

Globo Terráqueo Dorado 18cms

63887

Nuevo producto

Desde tiempos inmemoriales el hombre tuvo necesidad de llevar a cabo la construcción de globos terráqueos para poder entender el planeta en el que estaba y cómo este funcionaba. Los primeros que llevaron a cabo la creación de esos mencionados objetos fueron figuras tales como el cartógrafo y filósofo griego Crates de Malos. En concreto, este personaje está considerado como la primera persona que construyó un globo terráqueo. Lo hizo en la mitad del siglo II a.C y destacaba porque en él se incluían lugares como, por ejemplo, las Antípodas.

Este ejemplar de globo terráqueo, es inusual ya que aporte un toque estético y distintivo, está en español y completamente actualizado. Artículo decorativo y completamente didáctico.

Esfera realizada en PVC on base metálica

Medidas: 18 x 13 x 13 cm.

Más detalles

27,27 €

  • También es interesante conocer que desde aquel entonces y hasta que se diera forma al de Martin Behaim, existieron otros globos terráqueos igualmente interesantes. Entre estos se encontraría, por ejemplo, el que se realizó en el siglo IX para el califa Al-Ma´mun, que inspiró la obra “Las mil y una noches”, y que se caracterizaba por tener un elevado grado de perfección.

    Asimismo tampoco hay que olvidarse del globo que se creó en el año 1267, en la ciudad asiática de Pekín, de manos del persa Jamal ad-Din.

    Lo habitual es que el globo terráqueo se sitúe en un soporte en ángulo. De esta manera puede representar el ángulo planetario frente al sol y el giro de la Tierra, lo que ayuda a visualizar cómo pasan los días.

    No hay que pasar por alto tampoco que el globo terráqueo cuenta con la citada apariencia porque, de esta manera, facilita de manera notable lo que es no sólo el análisis de cómo se lleva a cabo el cambio de los días sino también de las estaciones del año.

    Los globos terráqueos, por lo general, presentan los paralelos y los meridianos para que puedan ubicarse distintas localizaciones con mayor facilidad. Algunos globos incluyen relieve para mostrar la topografía o apelan a diferentes colores para que las elevaciones sean notorias.