Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios. aceptar
  • 5 Buenas Razones....

    Hay muchas, muchísimas personas que cuando entran por primera vez en Papelería Ferrer se sorprenden..." ¿pero aún se escribe con pluma?, ¡pero si eso ya no se lleva!, si con los ordenadores ya no hace falta escribir"... Escribir a mano, así como leer un libro en papel, dibujar con lápices, pintar con acuarelas, hacer manualidades son actividades que quizá pensemos que han caído en el olvido y que se pueden sustituir con el uso de las nuevas tecnologías. Nada más lejos de la realidad. 

    Escribir a mano tiene múltiples beneficios, y si lo haces con una pluma estilográfica, aún mejor.

    Así que a continuación contestamos a nuestra pregunta diaria:

    ¿Cuáles son los beneficios de escribir con Pluma Estilográfica desde que se es un niño?

     

    1. Escribe sin esfuerzo

    Los instrumentos de escritura ergonómicos tienen un efecto positivo en el desarrollo de las habilidades motoras y en una escritura clara y fácilmente legible. En el caso de la marca alemana Lamy, las plumas y útiles de escritura de aprendizaje tienen diferentes agarres, apropiados a diferentes edades. Esto es, una terminación de forma triangular en la que intuitivamente al coger la pieza, colocaremos los dedos de una forma triangular, lo que nos permitirá escribir con ligereza, sin sobreesfuerzo y también nos ayudará para poder realizar diferentes trazos con la pluma. Como consecuencia, evitaremos ese famoso callo en el dedo corazón que se forma de apretar indebidamente al escribir.

     

    2. Formación y mejora de las capacidades motoras

    Escribir con pluma fomenta la capacidad de coordinación y concentración.

    Una pluma estilográfica debe ser posicionada y guiada en una sola dirección. Sólo entonces el plumín se deslizará adecuadamente al escribir y la tinta fluirá uniformemente sobre el papel. Este desafío a las habilidades motoras finas requiere un alto nivel de concentración y coordinación por parte de la niña o el niño

    Desde aquí os recordamos que las habilidades motoras finas son la capacidad de hacer movimientos usando los músculos pequeños de nuestras manos y muñecas. Los chicos dependen de estas destrezas para realizar tareas importantes en la escuela y en su vida diaria.

     

    3. Establece patrones de movimiento

    Escribir con una pluma estilográfica requiere cuidado. Es por ello que los niños tienen más tiempo para memorizar los movimientos que se necesitan para representar cada letra. 

    Al escribir, el bolígrafo está sujeto a la resistencia natural que nos ofrece el papel. Esta resistencia nos da estabilidad y seguridad adicional cuando guiamos una pluma, haciendo más fácil el seguir e interiorizar diferentes patrones de movimiento.

     

    4. Mejora la caligrafía

    Al principio, con la pluma se ralentiza la escritura considerablemente. Esto implica que los más pequeños tienen que emplearse más cuidadosamente y con más concentración.

    La escritura en tinta líquida como los múltiples rollerballs que hay en el mercado, invitan a una escritura más rápida, ,y por lo tanto, menos cuidadosa, mientras que escribir con pluma requiere más cuidado y dedicación. El resultado es una caligrafía limpia, uniforme y claramente legible

     

    5. Gran variedad de piezas

    La escritura con pluma estilográfica tiene su pequeño mundo. Hay múltiples opciones de formas, marcas, colores, tintas, cartuchos y ¡plumines incluso para zurdos!. A diferencia de los diestros, los zurdos tienden más a presionar al escribir. De nuevo, la alemana Lamy ha desarrollado plumines especiales para zurdos con una punta cónica. Así que incluso los zurdos pueden ya beneficiarse de las ventajas de escribir con estilográfica.